Pages

lunes, febrero 28, 2011

Culto evangélico con dispositivos electrónicos

El pasado domingo 20 de febrero, en la Catedral Evangélica de Chile se celebró un culto distinto al que varios estamos acostumbrados: se utilizaron dispositivos electrónicos - tales como celulares, tablets y netbooks - para la celebración del culto, con tal de dar a los asistentes el acceso a los textos bíblicos y material usado durante el culto via Bluetooth, Wi-Fi, u otras formas de comunicación inalámbrica.

Si bien ese culto consistió sólo en un experimento para conocer cómo funcionaría un culto basado en estas tecnologías, vislumbrando el futuro cercano conviene preguntarnos ¿hasta que punto los modernos dispositivos electrónicos nos serían beneficiosos o perjudiciales en nuestros cultos?

La Biblia electrónica en los púlpitos
¿Qué tal si vemos a algún predicador usando un tablet en vez de una Biblia en papel al momento de predicar la palabra de Dios? Creo que no hay nada de malo en hacer uso de biblias electrónicas, ya que la palabra de Dios sería la misma, no cambiaría, pues sólo cambia el medio.

Así y todo, creo que si bien se podrían utilizar de vez en cuando estos dispositivos electrónicos para predicar la palabra, no dejaremos de utilizar las biblias en papel, por lo menos por un buen tiempo, pues aún el papel cumple un rol que dada sus características, la electrónica no es capaz de suplir.

Por lo tanto, si vemos a algún predicador portando en sus manos un dispositivo con una Biblia electrónica, en ello no hay ningún pecado. El pecado pasaría por otros factores, como por ejemplo, con la ostentación.

En cuanto a esto, hace tiempo atrás, un seudo predicador se veía en televisión haciendo uso de un MacBook para predicar en el púlpito, lo cual resultaba chocante, no por no usar una Biblia en papel, sino porque el aparato que usaba era claramente un símbolo de ostentación que visiblemente no ayudaba en nada a la hora de predicar.

Aquel predicador de la prosperidad se veía a ratos muy complicado con el aparato, sin embargo, tenía que tener uno de esos para ostentar su prosperidad material. Muy mal.

La palabra no cambia
Bien dijo el Señor cuando afirmó que sus palabras no pasarán:

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Marcos 13:31)

La palabra de Dios nunca cambiará, pero los medios que la portan sí cambian. Los medios han ido evolucionando, y quizá cada cambio representó un disgusto para parte del pueblo cristiano de su época. Pensemos en la invención de la imprenta, quizá generó polémica y desconfianza en más de algún cristiano de aquel tiempo que estaba acostumbrado a las Escrituras en manuscrito

Algunos dicen que con este cambio al formato digital se está cambiando la verdad, que se está cambiando la palabra, pero en realidad la palabra sigue siendo la misma, sólo que en otro formato.

Miremos un poco las cosas que sucedieron antes, pues son las mismas de ahora: Lo que fue escrito en las tablas de la ley de Moisés, primeramente estuvo en piedra, después fue traspasado a papiro, después en pergaminos, y posteriormente a papel. Hasta entonces todo era manuscrito, pero con la invención de la imprenta todo eso quedó en el pasado, pues casi todas las Biblias las encontramos con letra impresa. Hoy estamos en medio del formato digital, en donde las letras además de ser manuscritas e impresas, son electrónicas.

¿Un culto completamente digital?
Con las herramientas tecnológicas que existen hoy en día, es posible realizar “lo mismo” que se hace en las reuniones de las iglesias, en forma remota y con la ayuda de dispositivos móviles, lo cual implicaría la realización de cultos a miles de kilómetros de distancia.

¿Sería lo mismo un culto remoto a un culto con cristianos reunidos físicamente en un lugar? Puede ser que debido a circunstancias realmente extraordinarias, como por ejemplo, la imposibilidad de viajar a un lugar de reunión, esta modalidad resultaría útil, pero en general, no sería de mucho provecho, pues se requiere un lugar para el contacto en persona de los hermanos en torno a la presencia del Señor. Esta comunión física y espiritual es inigualable.

Conclusión
Es importante que la Iglesia se atreva a abrir espacios en medios electrónicos, lo cual tiene muy buena acogida especialmente entre los más jóvenes. La iglesia debe ser una organización actualizada, y no ha de confundir el concepto de santidad con lo meramente antiguo.

Por otro lado, todo tiene su límite, y cuando se cae en la ostentación se pierde todo buen propósito. Además, si se pretende reemplazar los cultos con presencia física de los hermanos a un espacio virtual, se traspasa el límite de la comunión de la Iglesia. Así y todo, la Iglesia debe abrir espacios virtuales para que los que por motivos de fuerza mayor no puedan participar físicamente en los cultos, por lo menos puedan hacerlo virtualmente, sólo para casos excepcionales, pues no hay nada como estar reunidos con los hermanos en torno al Señor .

“¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!” (Salmos 133:1)

Dios te bendiga

Links:
Diario La Nación: Evangélicos estrenan el culto 2.0: La palabra de Dios en un click
http://www.lanacion.cl/evangelicos-estrenan-el-culto-2-0-la-palabra-de-dios-en-un-click/noticias/2011-02-20/182808.html

13 comentarios:

  1. Muy buen tema, debido a lo contingente que es hoy la masificación de medios electrónicos, y la facilidad y comodidad que nos brindan estos.

    Concuerdo con usted en que no hay nada de malo en usar una aplicación de biblia en un PC portátil, pues las palabras serán las mismas, sin embargo hay una notable facilidad para encontrar pasajes bíblicos, hay diccionarios muy prácticos y se pueden hacer notas en el mismo software, como es el caso de la e-Sword.

    Incluso más allá de discutir su incorporación dentro de la iglesia, se deberían estudiar las ventajas comparativas que se logran al tener una biblia digital. como dijo Pablo:

    "Examinadlo todo; retened lo bueno." 1°Tesalonicenses 5:21

    Que dios lo bendiga :D

    ResponderEliminar
  2. @Alexander:
    Hola hermano, gracias por participar ;)
    Una tabla comparativa con los pro y contra es una buena idea, con tal de sacar provecho de cada herramienta para la obra del Señor.
    La rapidez para encontrar pasajes bíblicos es un buen motivo para usar este tipo de dispositivos, y creo que representa una revolución tal como lo fue el paso del pergamino al libro.
    ¿Cuanto nos demoraríamos en encontrar un texto en un pergamino o papiro? :)

    Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  3. Mi querido ciber-hijo, agradezco al Señor por recibir de ti este post, y digo que me alegro, porque como ves, ya mi procedencia de años es otra, y lucho mucho para poder tener la perspectiva correcta y no aferrarme al pasado, sino tener el equilibrio entre lo que sí y lo que no es correcto. Aunque tú no lo creas, estos son los problemas con los que batallamos ya los que pasamos del medio siglo. Y no sólo tenemos que luchar contra nuestros problemas de salud, sino en buscar el equilibrio entre lo que aprendimos en juventud y lo que ahora hay. Pero aqui seguimos, buscando al Señor y tratando de ser siempre para alabanza de su Gloria.
    Besitos para ti mi apreciado ciber-hijo.

    ResponderEliminar
  4. @Isa:
    Hoooola ciber-mamá!! ;)
    Que gusto me da ver tu comentario por acá.
    Sí, sí lo creo, pues ese equilibro al que te refieres es aquel en el cual siempre pienso también, es decir, todo lo que es moderno y que se puede usar en la iglesia, necesariamente hay que evaluar su conveniencia sólo por el hecho de que son elementos nuevos y uno desconoce sus efectos sin analizarlo antes.
    Me gustó mucho tu planteamiento, un abrazo, muchas bendiciones!

    ResponderEliminar
  5. Llegué a este sitio por un blog que sigo. Me llamó la atención el titulo del post, muy interesante el aporte, totalmente de acuerdo contigo. Yo solo haría énfasis en la "intención" que tenga el que use cualquier dispositivo en el culto, pues ahí es donde radica el meollo del asunto. Por otro lado me gusto mucho los comentarios entre madre he hijo y cuando leí el saludo de alexander a su mama "hola ciber-mama" me sonreí y me pareció que era mi hijo, pues justo igual usa esos términos.. así que ahora somos dos "ciber-mama" opinando en este articulo.
    Dios siga bendiciéndoles y siendo de bendición para otros a traves de este blog.
    Les invito a pasar por el mio: www.fueradelcampamento.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. @Marta Villarreal:
    Muy bienvenida estimada! La palabra clave de este asunto es justamente la intención. Si la intención es la vanidad, Dios no respaldará nada de lo que hagamos.
    Que casualidad lo de ciber-mama :) parece que ya somos una gran ciber-familia! :D
    Me ha dado mucho gusto poder visitar tu blog, tiene temas bien interesantes.

    Bendiciones!

    ResponderEliminar
  7. Hola Victor, Dios te bendiga y prospere tus proyectos.
    Al respecto sel implemento de la tecnología en las reuniomes de la iglesia y em la proclamación o promoción del evangelio, pienso que siempre que se insertan nuevas tecnologías y medios de comunicación de la palabra, algo se gana y algo se pierde. Por ejemplo, pienso que cuando la transmisión de la palabra pasó de lo oral al texto, perdió el calor humano al trasmitirse, y dió paso al frío papel; con ello asemás, se perdió en buena medida, la comunión familiar y social, pues ya no es imprescindible que tanto el que trasmite la palabra como el que la oye estén juntos. Pero se ganó en fidelidad del mensaje, y en mayor disponibilidad de la palabra a un mayor número de persomas. Y pienso que las necesidades de este mundo demandaban el cambio. Los resultados de ese cambio son de gran alcance en el cumplimiento del objetivo de trasmitir el mensaje de la palabra de Dios. Si quitamos este cambio de la historia sería un retroceso catastrófico. Sinceramente, espero que estos nuevos cambios en las costumbres de trasmitir la palabra de Dios, traigan mas beneficios que desventajas. Pero sin duda, así como a la par de usar el texto escrito, algunos no hemos prdido la buena costumbre de trasmitir la palabra oralmente,también será necesario que a la par de las nuevas tecnologías sigamos usamdo los medios tradicionales.

    ResponderEliminar
  8. @Sétimo WIIIM:
    Estimado, como siempre muy acertado tu comentario. Creo lo mismo, y la trasmisión oral de la palabra no debería perderse nunca a pesar de los cambios de formato del texto escrito.
    Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  9. Bendiciones amado hermano, gracias por tu amable respuesta.
    Si te puedes dar una vuelta por mi blog y dejarme tus comentarios, me sería de mucha bendición, pues de seguro enriquecerían su contenido. http://vidaeternablogs.blogspot.com/
    De nuevo, bendiciones abundantes en Cristo Jesús Señor nuestro sean sobre tu vida, familia y ministerio.

    ResponderEliminar
  10. @Sétimo WIIIM:
    Sí, me di una vuelta y me agradó bastante el espacio que has creado. Muy recomendable para todos los que deseen profundizar más en las escrituras, muy bueno.
    Muchas bendiciones para ti también, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  11. Bendiciones hermano Victor.

    Gracias al Senor por este interesante tema.

    Al igual que usted, comparto la idea de usar todos los medios que Dios pone a nuestra disposicion para proclamar las buenas nuevas!

    Ahora, es importante senalar un factor determinante al analizar este asunto y tiene relacion a como lograr que las generaciones que nos preceden en el Evangelio, se familiaricen con estas muevas tecnologias y pierdan el temor que les trae (a un numero importante de Cristianos, sobretodo adultos mayores)

    Esta linda tarea requiere de pasciencia y un plan de informacion que permita a los mas rreacios, conocer las ventajas y desventajas de estas herramientas en nuestras Congregaciones.

    Creo que esta es una buena oportunidad para que nuestros jovenes busquen la forma mas eficas de traspasar esta informacion a sus padres y adultos mayores en sus Iglesias, con mucha humildad y amor cristiano...

    Bendiciones.

    Hermano Carlos Araya.

    ResponderEliminar
  12. @hermano Carlos:
    Que bueno ver sus comentarios por acá! :D
    Como oportunidad de abrir espacios para compartir entre padres e hijos e incluso abuelos me parece excelente la idea, y claro, el ingrediente que no puede faltar es la paciencia...
    En esto nuestras congregaciones podrian abrir esos espacios con talleres o cosas asi para fomentar no sólo la comunicación electrónica, sino lo más importante, la humana y espiritual empezando por las familias.

    Muchas bendiciones, gracias por comentar!

    ResponderEliminar